martes, 16 de julio de 2019

El obispo Mario Iceta bautiza a 17 niños salvados del aborto por los Rescatadores Juan Pablo II


Monseñor Iceta  bautiza a uno de los 17 niños salvados de morir abortados.
Monseñor Iceta  bautiza a uno de los 17 niños salvados de morir abortados.

Mario Iceta, obispo de Bilbao y presidente de la subcomisión episcopal para la familia y la defensa de la vida, bautizó el pasado sábado a 17 niños salvados del aborto en los últimos meses por los Rescatadores Juan Pablo II y Más Futuro. El acto, que realiza periódicamente la asociación, tendrá su continuación con el bautizo de otros cuatro recién nacidos en cuanto reciban el alta hospitalaria.
Todas las madres se sienten "muy felices" de haber pasado de "intentar que no nazca" su hijo a "entrar en la Casa de Dios", explican desde Rescatadores, pero aunque "casi ninguna madre quiere recordar ese día" y "les cuesta hablar", algunas de ellas si dejaron constancia de su testimonio, que relata la presidenta de Más Futuro, Marta Velarde Mayol.
El obispo, junto con las madres, los hijos y los padrinos del bautizo.
Como Carmen, española con dos hijos, quien acudió al abortorio El Bosque para matar al tercero. Este sábado fue la primera en llegar al bautismo, cuando ni el templo estaba abierto. "Un frío día de abril nos la encontramos cuando bajaba la cuesta para entrar para abortar. Estábamos muy lejos del abortorio cuando la vimos. Nerviosa, muy delgada, y con mucha prisa. Pero Dios quiso que se parara, y milagrosamente nos escuchó. Poco a poco se fue calmando. Pasó muchísimo tiempo, y nos dio un abrazo. No se soltaba. La acompañamos al metro. Ha tardado mucho en bautizar a sus hijos. No tiene ninguna base religiosa en su educación. Pero ha recorrido todas las semanas una hora de viaje durante meses. Ha cambiado tanto que se hace difícil reconocerla. Está muy ilusionada con retomar los estudios".
Una de las niñas bautizadas es Luna, recién nacida, hija de Inés: "En realidad se llama Luna Victoria. Porque esa niña es una victoria. Es la acción directa de Dios. Como ella dice: 'Sin Él no sé qué hubiera hecho'". Cuando se quedó embarazada, el padre de la niña la coaccionaba para que abortara y ese maltrato anuló sus principios: estaba dispuesta a hacerlo. Pero le hicieron llegar el teléfono de Más Futuro: "Era la seguridad que necesitaba para poder salir adelante. La primera mujer con la que habló es la madrina de su niña. Unos días antes del bautizo nos comentó:  '¡Cuando lo pienso...! No paro en darle gracias a Dios. Me he reconciliado con Él y con todo mi entorno'".
En el caso de Génesis, el bautizado es su segundo hijo. Cuando se quedó embarazada estaba en una mala situación económica. Su marido y ella estaban endeudados. "Los dos son muy jóvenes, todo se le venía encima", explica Marta: "Se encontró a Amalia, la que es madrina de sus dos hijos en las cercanías del abortorio Dator de Madrid. Ella se acercó a Génesis". Era domingo y aceptó charlar con ellos en la asociación junto a Javier, su marido, quien "salió muy emocionado": "A ella el agobio no la dejaba pensar. Pero poco a poco las cosas les están saliendo bien. Un trabajo fijo y muchas horas, pero saben que están haciendo las cosas bien. Les hace muy felices casarse por la Iglesia. En el bautizo no paraban de sonreír los dos".
Monseñor Iceta, con varios Rescatadores Juan Pablo II.
Por último, Sofía. Comprendió que estaba embarazada cuando estaba de seis meses. No había cumplido aún 16 años. Su novio era compañero de clase, que en ningún momento la apoyó para tener a su hijo. Llamaron al abortorio El Bosque y les dieron cita para abortar. Su madre pensó buscar más información y de casualidad llamaron a muchos teléfonos, entre ellos a Más Futuro. "Desde ese día la asociación me dio clases porque iba fatal en los estudios", cuenta Sofía. También la enseñaron a cuidar a su hijo. Ahora el pequeño ha cumplido 17 meses. Quiere muchísimo al profesor que le ha dado clase en la asociación: "Hoy puede decir que quiere tanto a su hijo que es su motor. Hace un mes hizo la comunión y la confirmación en la misma parroquia, y su padrino es su profesor".
Al final de la ceremonia, José Antonio, uno de los rescatadores que más bebés ha rescatado, le dio un premio a monseñor Iceta, delegado de Familia y Vida. Y se hizo entrega de un premio póstumo a Luis Ulecia, empresario firmemente comprometido en la defensa del no nacido, galardón que recogió su hijo, también rescatador.


lunes, 15 de julio de 2019

Christian Flavigny, psiquiatra: privar a un niño de padre o madre daña su desarrollo psicoafectivo


Abrir la fecundación artificial a parejas del mismo sexo, en las que el ví­nculo natural es sustancialmente imposible, imposibilita al niño incluso el concepto mismo de la filiación de sustitución. El doctor Flavigny alerta de los riesgos que eso supone para su psicología.
Abrir la fecundación artificial a parejas del mismo sexo, en las que
el ví­nculo natural es sustancialmente imposible, imposibilita al niño
 incluso el concepto mismo de la filiación de sustitución. El doctor
Flavigny  alerta de los riesgos que eso supone para su psicología.

Un "abuso de poder": es el adjetivo que le viene a la mente a Christian Flavigny cuando se habla del debate sobre temas bioéticos, que "se quiere resumir en una disputa social entre 'tradicionalistas' y 'progresistas', aunque la realidad es que se trata de cuestiones simbólicas fundamentales; dicho de otra forma: la transmisión de lo humano". El psicoanalista y psiquiatra infantil del Hospital Pitié-Salpêtrière de París ya había aportado su experta opinión sobre la evolución de la familia y la ética en diversas obras. En un momento en que el gobierno francés se muestra favorable a la ampliación de la reproducción asistida a parejas de mujeres y a mujeres solas, él insiste con un nuevo ensayo, en el que describe, a través de su experiencia como psiquiatra, las consecuencias de un enfoque victimista que desprecia las necesidades psíquicas y sociales fundamentales del niño. Revela la necesidad de preservar la relación basada en la concepción y en las especificidades de las funciones paterna y materna. La esclarecedora obra de un experto en el tema, a quien entrevista Anne-Laure Debaecker en Valeurs Actuelles:
Le débat confisqué [El debate suprimido], de Christian Flavigny, alerta desde el punto de vista psiquiátrico sobre las consecuencias no explicadas de las campañas totalitarias en curso a favor de la reproducción asistida, los vientres de alquiler o la ideología de género.
-El pasado 12 de junio el gobierno anunció la ampliación de la reproducción asistida a todas las mujeres, con un texto que será objeto de debate a finales de septiembre en la Asamblea Nacional. ¿Qué nos dice al respecto?
-El gobierno ha decidido agravar la disolución del vínculo familiar, que ya se veía comprometido con otras medidas, sobre todo la ley sobre el matrimonio homosexual y la adopción por parejas del mismo sexo (2013), pero también anteriormente, con la posibilidad de adopción por parte de una persona soltera.
»Hay una continuidad disgregadora consecuencia del desconocimiento, por parte de los poderes públicos, de lo que había sido aprobado de manera coherente por la ley sobre la adopción plena (1966): en esta ley, el vínculo familiar se fundamentaba claramente en una relación basada en la concepción de la pareja, incluso si esa concepción no se puede concretar debido a una esterilidad. Este principio era un principio firme que tenía por eje permitir que el niño formara parte de un vínculo familiar coherente: de hecho, esta relación basada en la concepción es la condición para que el niño forme parte y se reconozca de manera coherente como el hijo de esa pareja. La verosimilitud de la concepción -o, después, de la fecundación asitida- hacía creíble la filiación en la adopción plena.
»Sin embargo, veinte años después, se ha minado este principio hasta el punto de ser olvidado por completo. La relación basada en la concepción ha sido socavada como base psíquica y afectiva de la llegada de un hijo. Se acepta como progenitores a personas que no tienen nada que ver con una relación basada en la concepción. Esta decisión del gobierno es, por lo tanto, una etapa más en la disolución del vínculo familiar.
-¿En qué aspectos ha sido suprimido el debate?
-He participado en todas las sesiones a las que me han invitado: en la Asamblea Nacional, en el Consejo de Estado, en el Senado, en el Comité de Ética... Me han escuchado amablemente, pero al final el resultado siempre ha sido el mismo, se imponía un principio considerado superior que descalificaba totalmente lo que yo había dicho: el principio de no discriminación. Todas las diferencias que yo había intentado explicar desaparecían.
»Yo no discrimino a nadie y estoy abierto a la diversidad en los modos de crear una familia; pero lo que hay en juego es la integración del niño, que no se vea en un ámbito familiar sin haber tenido la posibilidad de comprender dicha situación familiar. Mi enfoque tiene en cuenta, ante todo, una situación de filiación que el niño pueda reconocer psíquicamente. Por ejemplo: si un niño es criado por dos personas del mismo sexo, no es en el mejor interés del niño hacerle creer que el compañero o compañera del mismo sexo es un segundo progenitor, imponiéndole así la idea irrealizable de que la concepción es posible entre dos personas del mismo sexo. Esto es engañarle sobre su comprensión exacta de cómo llegó a la familia. De manera similar, es un engaño pensar que, en el caso del hijo de una mujer soltera, saber quién es su padre pueda paliar la ausencia del mismo: es mantener viva la confusión.
El doctor Flavigny, durante una de sus conferencias sobre la PMA (Paternidad Médicamente Asistida), que se quiere extender a parejas del mismo sexo equiparando su caso, en el que optan deliberadamente por una relación estéril, con el de las parejas de hombre y mujer estériles a su pesar.
-Usted afirma que se ha apoderado del debate una deriva victimista...
-Efectivamente, las activistas utilizan ese tipo de enfoque y no se lo reprocho, porque defienden su causa, pero sí le reprocho a los poderes públicos que lo adopten ellos. La explicación que dan las activistas [lesbianas] es incoherente y no es creíble: intentan hacer creer que su situación es parecida a la de una persona que sufre esterilidad médica.
»Ahora bien, eso es falso: es su elección de vida personal lo que les priva de la posibilidad de concebir. Esto no las convierte en víctimas respecto de la procreación, son ellas mismas quienes se auto-marginan de dicha posibilidad, ya que la procreación es un proceso que surge de la relación de un hombre y de una mujer en edad de procrear. La esencia del proceso de procreación es el carácter incompleto de ambos sexos: el hombre y la mujer sólo pueden ser padres gracias a su encuentro mutuo. No existen "parejas heterosexuales" dotadas de un potencial procreador que les faltaría a las "parejas homosexuales". Lo que hay son hombres y mujeres que se unen, y a través de esta unión transmiten el proceso de procreación heredado de sus padres y de sus abuelos.
»La tesis de los homosexuales es paradójica porque, por un lado, alega que la cuestión sexual no es más que un constructo social y de las costumbres, es decir, que es "adquirida" (es la tesis de la ideología de género); pero, por el otro, manifiesta una victimización cuando afirma que ellos "han nacido así", por lo que se trataría de algo puramente "innato". Que los poderes públicos apoyen esta victimización subraya su incoherencia: no se puede argumentar que es innato o que es adquirido según las necesidades de cada momento, porque lo propio de la vida humana es que estén entremezcladas.
-¿Qué consecuencias tendría la reproducción asistida para todas?
-La ley estaría afirmando que se puede privar al niño de un padre sin que esto dañe su desarrollo psico-afectivo. Además, este reivindicación del "acceso" a la ayuda médica es muy simbólica, porque significa que una mujer puede quedarse embarazada sin la medicina ni la relación sexual con un hombre. Ciertamente, hay niños que han perdido a su padre, o que nunca lo han conocido y esto no es algo fácil en su experiencia vital, pero el simbolismo que tiene la palabra colectiva de las leyes no niega que su situación es especial y dolorosa; por ejemplo, en el caso de un padre que decide abandonar a su familia. Pero si las leyes ratifican la reproducción asistida para todas, imponen al niño la idea de que no hay nada que comprender: se decreta que su situación es "normal" y se considera que no hay ninguna cuestión que plantear al respecto.
»Dicho de otro modo, se decreta que la función paterna, fundamental para la vida psíquica del niño porque es complementaria de la función materna, es facultativa. Se banaliza el principio mismo de lo que es fundamental para el niño. Este problema atañe, por consiguiente, a todos los niños, porque se altera el equilibrio mismo del principio familiar: se decreta que tener un padre y una madre ya no es algo fundamental para el niño. Y esto concierne a ambos progenitores, porque a las madres les llegará el turno muy pronto con la maternidad subrogada. Al final, lo que se está haciendo es restar importancia al hecho, fundamental para el equilibrio psicoafectivo del niño, de que su origen procede de la relación basada en la concepción entre un hombre que es su padre y una mujer que es su madre. 
-Usted afirma que "la paternidad es una función diferente y complementaria a la maternidad". ¿Puede haber un sustituto? ¿Puede una madre tener un papel paternal?
-Un padrino es un sustituto paterno; es una función simbólica. En los rituales religiosos, sobre todo en el catolicismo, tiene un papel clave. Esto demuestra que la esencia de la paternidad obliga a un vínculo simbólico. Es por tanto necesario que pueda existir la posibilidad de una sustitución. En la situación de los niños con un progenitor homosexual, situaciones que conozco bien por mi profesión, los abuelos han sido a veces esta figura de sustitución de la concepción. Pero esto es psíquicamente posible sólo si no se intenta convertir al compañero o a la compañera de vida homosexual en un segundo progenitor, porque entonces estamos obstruyendo la posibilidad de la sustitución. Es en este punto donde las leyes tiene un efecto problemático, ya que imponen al niño esta idea incoherente.
»¿Puede una madre tener un papel paternal? Todo depende de lo que entendamos por eso: el rol consiste en las tareas diarias, sexualmente indiferenciadas. Pero la función materna se amplía al plano psíquico: la madre conduce a su hijo a la relación con él mismo, mientras que el padre le conduce a la relación con los demás. Por la psicología femenina, la mujer tiene la capacidad de devolverle a su hijo su propia mirada interior respecto a sí mismo, vinculada sobre todo a lo que ella vive durante el embarazo. El padre queda fuera del dúo madre-hijo y ésa es su función, ya que él permitirá a su hijo alejarse del vínculo maternal que, ciertamente, es fundamental, pero que también conlleva cierta problemática, el exceso de unión. Sólo un hombre puede desempeñar la función paternal, adquirida en la relación con su propio padre.
-Usted parafrasea a Victor Hugo cuando dice: "Abrid la reproducción asistida a todas las mujeres y tendréis que aumentar el número de comisarías...".
-La eliminación del padre socava el referente de autoridad, principio que libera al niño del control materno. La consecuencia social es inevitable, y ya podemos verla en los casos de radicalización, en los que los jóvenes, que sabemos que carecen de vínculo paterno, a falta de dicho referente que les defina, lo buscan y lo encuentran en alguien lo más autoritario, caricaturesco y bárbaro posible. Al socavar la figura paterna, relacionándola sobre todo con el patriarcado ancestral al que se etiqueta de autoritario y se acusa de abuso de poder, estamos privando a los jóvenes de un punto de referencia coherente.
-¿Por qué ya no somos conscientes del significado del vínculo de filiación?
-No somos conscientes de la coherencia del vínculo de filiación. La filiación es, ante todo, un desafío de la vida psíquica, es un vínculo de transmisión: el padre transmite a su hijo el hecho de haber sido el hijo de su padre; el vínculo jurídico de la filiación se formaliza en la sociedad. Ahora bien, hemos destruido la coherencia de estos vínculos, que eran muy claro en los textos de Simone Veil sobre la adopción plena; hoy en día conservamos el término "progenitor", pero lo hemos vaciado de significado (progenitor, del verbo latin parere, procrear, concebir) y lo hemos despojamos del principio regulador de la vida familiar (las prohibiciones familiares de incesto y asesinato), que se apoya en una coherencia de la filiación después de la procreación por parte de la pareja.
»Sustituimos esta descalificación del vínculo familiar y la supresión de su principio regulador creando leyes inoperantes como la ley "anti-azote" (adoptada en primera lectura en noviembre de 2018), que no tienen ninguna incidencia sobre los padres maltratadores, y que desequilibra las relaciones educativas de todas las familias.
-¿Cuáles son, entonces, los desafíos a los que nos enfrentamos?
-En primer lugar, la inhabilitación del vínculo familiar en su principio y la consiguiente disolución de la familia y del vínculo social. Recurrimos, para intentar compensarlo, tanto a procedimientos artificiales de regulación, exteriores a la intimidad de la vida familiar, como a la ley, invocada al instante. 
»El otro desafío reside en el principio que habilitamos en sustitución del que hemos inhabilitado: priorizamos la "fabricación del niño" sobre la procreación del niño. Para "no discriminar a nadie", palabra clave que obstaculiza cualquier discusión ulterior, el niño ya no puede vincular su llegada al mundo con la relación de carácter incompleto de la que es testimonio su concepción. Ahora sustituimos el hijo del deseo compartido por el "hijo del 'capricho' individual" en una postura de omnipotencia social respecto a la llegada del niño; y todo esto ratificado por la ley, que es la gravedad real de todo este asunto.
Traducción de Elena Faccia Serrano. ReL
























































Parejas de esposos que alcanzaron la santidad en la Iglesia Católica

Santa Ana y San Joaquín, los Beatos Maria y Luigi Beltrame, San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza
      Santa Ana y San Joaquín, los Beatos María y Luigi Beltrame, S. Isidro Labrador y Sta María de la Cabeza


El camino a la santidad sí es posible en la vida conyugal. Los primeros en dar testimonio son la Santísima Virgen María y su esposo San José, así como los abuelos de Jesús y padres de la Virgen: San Joaquín y Santa Ana.

Los Santos Louis Martin y Marie Zélie Guérin, padres de Santa Teresita de Lisieux, canonizados el 18 de octubre de 2015, conforman la primera pareja de esposos en ser canonizados en la misma ceremonia.

Desde el inicio del cristianismo una numerosa lista de esposos alcanzaron la santidad a través del martirio como los cónyuges Áquila (o Aquilino) y Priscila, colaboradores del apóstol Pablo que expusieron sus propias vidas para protegerlo según relata el Nuevo Testamento. Gracias a su testimonio sabemos que "toda casa puede transformarse en una pequeña iglesia. No sólo en el sentido de que en ella tiene que reinar el típico amor cristiano, hecho de altruismo y atención recíproca, sino más aún en el sentido de que toda la vida familiar, en virtud de la fe, está llamada a girar en torno al único señorío de Jesucristo", según dijo Benedicto XVI en 2007.


En el siglo VI alcanzaron la santidad San Gordiano y Santa Silvia, padres de San Gregorio Magno, y en el siglo VII en Bélgica San Vicente y Santa Valdetrudis, fueron padres de cuatro hijos santos: San Landerico, Obispo de París, San Dentellino, Santa Aldetrudis y Santa Madelberta (abadesas del monasterio de Maubeuge).

Los padres de Santa Valdetrudis también fueron santos, se trata de San Walberto y Santa Bertilia. Su hermana Santa Aldegundis también alcanzó la santidad.

En el siglo XII vivió San Isidro Labrador junto a su esposa Santa María de la Cabeza. Se dice que cierto día estaban ellos en el campo y su hijito se cayó a un pozo muy profundo. Los esposos, al no poder rescatarlo, se arrodillaron y se pusieron a rezar. De pronto, las aguas empezaron a subir y apareció el niño sin ningún rasguño.

En Brasil se venera a los Beatos Manuel Rodrigues Moura y su esposa, víctimas de la persecución que se desencadenó contra la fe católica (1645). Junto a ellos están muchas parejas mártires en Japón y Corea.

En el año 2001 en una misma ceremonia fueron beatificados los esposos italianos Luigi y Maria Beltrame Quattrochi, una pareja que contrajo matrimonio en 1905. Tuvieron dos hijos varones que se hicieron sacerdotes y dos hijas mujeres. Una de sus hijas se casó y la otra se hizo religiosa. Tres de sus hijos asistieron a la ceremonia de beatificación.

ABEL CAMASCA, ACI Prensa 



viernes, 12 de julio de 2019

Así fueron los últimos momentos de Santa María Goretti, mártir de la pureza



Fuente: Copernicum
Como cada 06 de julio, también en este año se celebra a una de las más famosas y dulces mártires de la pureza, Santa María Goretti. Joven que prefirió morir antes de entregar su virginidad.
Ella fue asesinada por Alessandro Serenelli, el hijo de Giovanni Serenelli, socio del padre de la santa. Él intentó violarla, y ante su resistencia, la apuñaló.
¿Cómo sucedieron las cosas? De la siguiente manera:

“Si no te dejas, te mato”

El 5 de julio de 1902, Santa María Goretti se encontraba en la cocina con su madre y hermana, que dormía en su cuna. Alessandro, que llevaba bueyes para el campo cercano, pasó cerca de ahí.
Viendo una oportunidad para quedarse solo con la santa, le pidió por favor a su madre que le ayude llevando sus bueyes al campo, a lo que ella accedió.
Cuando se encontraban solos, Alessandro le pidió a Santa María que la siguiese, pero ella se rehusó. Ante el rechazo, él se abalanzó sobre ella y la forcejea para tener relaciones.
No hagas eso, que es pecado… irás al infierno”, gritaba ella, “si no te dejas, te mato”, respondió él. Cansado de la negativa de la adolescente, Alessandro tomó un cuchillo y la apuñaló.
La creyó muerta e intentó huir, pero de pronto Santa María gime de dolor y él vuelve al cuerpo para arremeterle otra apuñalada.

En el hospital

Ante el ruido, la hermana de la santa lloró a gritos por haberse despertado. La madre le pidió a Giovanni Serenelli, el padre de Alessandro, para que vaya a ver qué sucedía. Fue entonces cuando subió las escaleras y vio la escena.
Santa María aún estaba viva y Giovanni llamó inmediatamente a la familia de la santa. “¡Es Alessandro, que quería hacerme daño!”, indicó ella.
La llevaron al hospital y los médicos se sorprendieron que aún siguiese con vida, pues el cuchillo había atravesado el pericardio, el corazón, el pulmón izquierdo, el diafragma y el intestino.

“Tengo sed”

Quedó en cuidado intensivo con muy mal pronóstico. En un momento ella le pidió agua a su mamá, su madre le dijo que el doctor le había prohibido tomar líquidos por los exámenes.
¿Cómo no me pueden dar aunque sea unas gotitas de agua?”, dijo ella. Volteó y vio un crucifijo, recordó las palabras de Cristo, “tengo sed”, y dijo que estaba sintiendo lo que Él sintió en la Cruz.
Un sacerdote se encontraba presente viendo todo el momento. Se acercó a la santa, y le preguntó si perdonaba a su asesino.
Sí, lo perdono por el amor de Jesús, y quiero que él también venga conmigo al paraíso. Quiero que esté a mi lado… Que Dios lo perdone, porque yo ya lo he perdonado”, respondió ella.
Al día siguiente, 6 de julio de 1902, Santa María Goretti parte a la casa del Padre. Más de 30 años después, Alessandro había terminado su condena por homicidio. Se dirigió a donde la madre de Santa María se encontraba retirada y pidió perdón por sus actos:
Si María te perdonó, ¿cómo no voy a perdonarte yo?”, respondió la madre. Alessandro, arrepentido por sus actos, terminó convirtiéndose al cristianismo.



































🌈🌈🌈🌈🌈

jueves, 11 de julio de 2019

Tras perder una pierna en un accidente conoció a Dios: creó un orfanato y es jugador internacional

Davide Carrara: «Con dolor redescubrí el valor de la fe y el compromiso»

Davide es ya jugador internacional con Italia y campeón nacional en su país
Davide es ya jugador internacional con Italia y campeón nacional en su país


Davide Carrara era un joven deportista que salía con sus amigos e iba a la universidad. Tenía una vida feliz y tranquila hasta que el 4 de mayo de 2009 experimentó una prueba que marcaría su vida en muchos sentidos. Sólo a partir de entonces descubrió en toda su realidad el valor de la fe y del sacrificio.
Aquella tarde salía de clase y se montó en su ciclomotor para volver a su casa cuando mientras circulaba un coche se cruzó y se lo llevó por delante contra la acera. La gravedad del accidente era palpable. “La arteria femoral se seccionó, y pensé que mi existencia acabaría en el asfalto. Sin embargo, en la fila de coches atascados que había por el accidente se encontraba un médico que me ayudó a presionar mi herida y detener la hemorragia”.
Sin la movilidad en una pierna
Este médico le salvó la vida. Pero las secuelas del accidente fueron grandes. Sufrió todo tipo de fracturas y heridas en la pierna derecha. Afectaban no sólo a los huesos sino también a los nervios generándole infecciones. El resultado fue la pérdida de movilidad en la pierna y esto supuso para él un severo golpe anímico.
davide1
Según relata al semanario Credere, desde aquel momento comenzó un duro periodo de rehabilitación física y espiritual, pues fue en esta situación límite donde este joven se pudo encontrar con Dios.
“Desde ese día mi vida cambió y descubrí un mundo que nunca había conocido, el de la discapacidad, caracterizado por una gran fragilidad pero también por un gran deseo de vivir”, cuenta esta italiano
Su encuentro con Dios
Esto le fue ayudando a ir superando todos los obstáculos a los que se enfrentaba en el proceso de rehabilitación. Pero también le hizo reflexionar sobre su vida y su propia existencia. Lentamente comprendió que no debía quejarse y se centró, por encima de todo, en dar sentido a su “nueva vida” sin una pierna.
“En ese periodo redescubrí mi fe. A menudo sucede que uno le pide ayuda a Dios sólo en momentos de necesidad y para mí fue así. Después del accidente me di cuenta de lo que había recibido de mis padres, en los años de catequesis y en las reuniones con el grupo de adolescentes de la parroquia”, confiesa.
A partir de entonces, Davide afirma que “como cristiano, por ‘hábito’ o ‘tradición’ comencé un diálogo más personal e íntimo con Jesús. Esto me ayudó a reflexionar seriamente sobre mí mismo: ‘¿quién soy yo? ¿Por qué estoy en el mundo?’. Decidí ser un regalo para los demás y, por lo tanto, cuidar de quienes más lo necesitan”.
davide2
De la fe al servicio a los demás
El accidente y perder el uso de una pierna brindó a Davide una serie de oportunidades en su vida que nunca habría imaginado. Y gracias a la fe llegó también la felicidad y el don de servicio. Fue así como se convirtió en socio fundador de una asociación que gestión un orfanato en Rumania a la vez que realizaba otra serie de proyectos en Italia.
Como buen aficionado al deporte que era antes de este suceso, una de las partes de la rehabilitación le devolvió a este mundo. En el lugar en el que recibía tratamiento se encontró con el entrenador de baloncesto en silla de ruedas de Bérgamo. Éste le propuso realizar algunos lanzamientos a canasta. “Después de mi terapia de rehabilitación continué practicando este deporte y sentí las mismas sensaciones que tenía antes con el fútbol.Ahora me las daba el baloncesto, que se había convertido en una parte central de mi vida”.
"Nunca es tarde para hacer el bien"
Davide se acabó uniendo al equipo Special Bergamo Sport de la primera división italiana y además podía volver a trabajar. Pronto se convirtió en campeón nacional  para llegar incluso a convertirse en jugador de la selección italiana.
“He descubierto que nunca es demasiado tarde para hacer el bien y me gustaría devolver algo de lo que he recibido para así ayudar a los que están en dificultades”, afirma Davide, al que el accidente le ha hecho pese a todo lo que ha sufrido tener una vida que no cambiaría por nada.
Javier Lozano / ReL





























miércoles, 10 de julio de 2019

Carta de una madre por violación a la actriz Ashley Judd, que en su mismo caso presumió de abortar

La artista fue violada, abortó y ahora es activista contra las leyes provida

La actriz Ashley Judd afirma que abortó tras haber sido violada. Actualmente es en Hollywood una de las más activas proabortistas
La actriz Ashley Judd afirma que abortó tras haber sido violada.
 Actualmente es en Hollywood una de las más activas proabortistas

Ashley Judd es una de las actrices secundarias más conocidas de Hollywood, pero prácticamente más por su activismo político que por sus interpretaciones. En su trayectoria ha estado en el reparto de película como Divergente o Heat y fue candidata al Globo de Oro y al Emmy por el telefilme Norma Jean & Marilyn.
Esta actriz estadounidense es una firme defensora del aborto y fue una de los artistas de Hollywood que firmó el manifiesto para boicotear al estado de Georgia, que ofrece ventajas fiscales al mundo del cine, tras aprobar la ley del “latido”, según la cual se prohíbe abortar una vez que se percibe el latido del feto.
Esta mujer se casó en 2001 aunque anunció que no tendría hijos porque “es inconcebible reproducirse con el número de niños que están muriendo por inanición en países empobrecidos”.
"Agradecida" por abortar
En un congreso de mujeres, Judd presumió de haber abortado en el pasado. “Como todos sabéis, y soy muy abierta al respecto, soy una superviviente de tres violaciones. Y una de las veces en que me violaron hubo una concepción”, afirmó a los presentes.
A continuación, añadió que “estoy muy agradecida de haber podido acceder a un aborto seguro y legal” porque de otro modo hubiera compartido su maternidad con el violador. "Entonces, tener un acceso seguro al aborto fue personalmente importante para mí, y como dije antes, la democracia comienza con nuestra piel. Se supone que no debemos regular lo que elegimos hacer con nuestras entrañas”, agregó. Sus declaraciones fueron aplaudidas en el mundo del espectáculo y utilizadas para defender la importancia de leyes que permitan abortar.
Yohanka, con su hijo Pedro, al que concibió en una violación
Sin embargo, existe el otro lado de la moneda aunque en general no aparezca en los grandes medios. Se trata de mujeres que también fueron violadas y quedaron embarazadas. Pero a diferencia de Ashley Judd decidieron dar a luz y considerar que su hijo no era el culpable de lo sucedido.
Una de estas mujeres es Yohanka, una mujer cubana residente en Estados Unidos, que antes de los 15 años quedó embarazada tras ser violada por su padrastro. Tuvo al bebé, al que llamó Pedro, y recientemente acaba de ser abuela. Sabe también lo que es abortar, pues antes de tener a su hijo había sido también violada por su padrastro e igualmente había quedado embarazada.
Ante las declaraciones de Judd y la campaña mediática a su favor Yohanka ha querido escribir una carta abierta a esta actriz contando su experiencia sobre ser madre tras una violación. La recoge el blog Salvar el 1:
Sólo mira estas caras, la de mi hijo y mi nieto
"Primero, me gustaría decirle que lamento lo que le ha sucedido. Sé muy bien cómo se siente y las heridas y cicatrices que deja la violación en el alma. También siento que haya prometido boicotear al Estado de Georgia debido a la aprobación de la Ley de latido del corazón (heartbeat) que prohíbe el aborto una vez se detecte el latido del corazón del bebé.
Yo también tuve acceso a un aborto legal en Cuba donde mi padrastro abusó de mí sexualmente cuando era niña y me violó cuando me convertí en una dama. Como consecuencia, a la edad de 13 años quedé embarazada. Él me llevó a abortar para cubrir su crimen de esta manera y fue capaz de continuar, así, con las violaciones. No mucho después, volvió a embarazarme y, por supuesto, una vez más me llevó a abortar. Esta vez los médicos se negaron, ya que mi aborto anterior había sido muy reciente y era muy joven. Afortunadamente, el 21 de noviembre de 1990 nació mi hijo.
La razón por la que lamento que haya dado este paso es porque mi aborto cumplió tres propósitos y ninguno fue positivo.
Lo primero fue ocultar el crimen de mi padrastro. El segundo fue victimizarme más, ya que el aborto deja cicatrices que no podemos negar. Nunca he sabido de una mujer que haya   celebrado el hecho de que va a asesinar a su hijo, independientemente de las circunstancias en que se haya concebido. Sin embargo, el tercero y más importante es el hecho de que el aborto sesgó la vida de un ser humano inocente.
Pedro y su hijo, nieto de Yohanka
También lo siento porque, según sus estándares, mi hijo, que tiene 28 años y tiene una hermosa familia, no debería estar vivo y, por lo tanto, tampoco debería hacerlo mi nieto.
Pude curarme de la violación y el aborto, pero si también hubiera abortado a mi segundo hijo, hoy no sabría qué es ser madre ya que nunca pude volver a concebir.
Ashley, espero que tú también hayas podido curarte tanto del aborto como de las violaciones, pero, por favor, luchemos para castigar a los violadores. Esto significa que no sólo reciban un castigo más severo que el que reciben actualmente, sino también que sus derechos paternales sobre el hijo concebido en la violación sean impensables.
Sólo mira estas caras, la de mi hijo y mi nieto, ¿tendrías el coraje de decir que están mejor muertos?”.
L. Lozano / ReL


Evangelizar puerta a puerta... en Pakistán: así cumple su misión la Iglesia en este país musulmán

Los doce católicos elegidos para esta misión han sido previamente formados
Los doce católicos elegidos para esta misión han sido previamente formados


Pakistán es un país musulmán en el que los cristianos en general sufren en su piel la discriminación e incluso la persecución. Sin embargo, la Iglesia Católica tiene claro que en su esencia está el anunciar el Evangelio aunque las circunstancias para ello no sean las mejores.
De este modo, la parroquia de San Juan en Karachi ha enviado a 12 hombres católicos a los que previamente ha formado para evangelizar puerta a puerta. Irán a los hogares de los cristianos de la zona, pero especialmente los de los bautizados que por diversas razones no asisten a la Iglesia y viven al margen de su fe.
 “A menudo se pide a los fieles cuidar de los pobres, trabajar por la justicia y amar a Dios, pero pocos asumen la tarea de proclamar y predicar el Evangelio con seriedad. Por diversas razones, el compromiso de los católicos de compartir personalmente la plenitud del Evangelio parece más bien escaso o marginal”, observa para la Agencia Fides padre Arthur Charles, párroco de la iglesia de San Juan.
Por esta razón, el párroco tuvo la idea de enviar operadores pastorales para esta experiencia de evangelización de puerta a puerta, -“una visión y concepto completamente nuevos en Pakistán”, señala-, que se desarrollará de cara al Mes Misionero Extraordinario, llamado por Papa para octubre de 2019.
arthur-charles
Artur Charles, párroco de San Juan en Karachi, es el promotor de esta idea
Ir de puerta en puerta
El padre Arthur Charles, profesor de teología, involucrado en la formación de futuros sacerdotes, tiene una larga experiencia de trabajo pastoral en la archidiócesis de Karachi, y también ha desempeñado el papel de Vicario general. Durante más de 15 años ha sido el director del Centro Catequético de Karachi y desde allí ha promovido iniciativas e ideas pastorales innovadoras, que también incluyen el uso de los medios de comunicación.
Este sacerdote habla así de este proyecto: “Tenemos muy pocos sacerdotes y catequistas católicos, mientras que los pastores de las comunidades protestantes o evangélicas, a menudo crean confusión entre los fieles católicos. Por lo tanto, hemos pensado en que un grupo de jóvenes ofrezca su tiempo para la predicación de la Palabra de Dios”.
El párroco eligió a 12 hombres de diferentes ámbitos, les dio un curso de formación específico en teología, estudios bíblicos, liturgia, sacramentos y teología pastoral. En una solemne “liturgia de envío”, los 12 fueron enviados, en una ceremonia celebrada por el cardenal Joseph Coutts. “Su tarea principal es ir de puerta en puerta, visitar a las familias que no asisten a la Iglesia, rezar con ellos y leer el Evangelio del día”, explica el padre Charles. “Estos trabajadores pastorales pueden convertirse en catequistas o incluso en diáconos permanentes”, dice.
"Las familias quedan muy felices"
Uno de los doce misioneros, Ashraf Francis, contó a Fides su experiencia: “Estamos tocando las puertas, nos presentamos diciendo que solo queremos leer el Evangelio del día y recitar una oración en casa. Las familias quedan muy felices y nos lo agradecen. A veces incluso se abren y nos cuentan sus sufrimientos o dificultades”.
"Como misioneros, tocamos puertas, saludamos, escuchamos, leemos el Evangelio, recitamos una oración y, si hay una oportunidad, invitamos a personas a la misa”, explicó Emmanuel Francis, otro de los operadores pastorales que envió. “El trabajo de evangelización requiere mucha paciencia y confianza en el Espíritu Santo, quien es el autor de la misión”, recordó Charles. Otras parroquias en Karachi se están informando con la intención de reproducir la iniciativa en su territorio.