miércoles, 17 de enero de 2018

Una oración para reconocer las propias limitaciones

Extiéndeme tu mano, como hiciste con el leproso del Evangelio: “Si quieres puedes limpiarme”

Señor, cuando me siento ciego y sin luz
para comprender lo que debo hacer yo
o sugerírselo a los demás,
vienen a mis labios las palabras
del ciego del Evangelio:
“Señor, que vea”.

Dame, sobre todo, sensibilidad
y prontitud para escuchar,
para que pueda oírte
cuando llamas a mi puerta:
“Mira que estoy a la puerta y llamo”.
A veces, Señor, me encuentro
interiormente tan pobre,
tan sucio, tan lleno de heridas.

Extiéndeme tu mano,
como hiciste
con el leproso del Evangelio:
“Si quieres puedes limpiarme”.
Danos tu fuerza
para cumplir nuestra misión,
la misma fuerza
que diste a los apóstoles,
cuando los llamaste para seguirte,
la que diste a Mateo
cuando le dijiste: “Sígueme.
Y él se levantó y le siguió”.

Siguiendo el consejo
de tu Madre en Caná:
“Hagan lo que Él les diga”,
estamos ciertos de que,
si acogemos tus palabras,
tu fuerza todopoderosa
no sólo cambiará el agua en vino,
sino que hará
de nuestros corazones de piedra
corazones de carne.

Por eso te pedimos:
“Ayuda mi falta de fe”.

Padre Arrupe sj

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

martes, 16 de enero de 2018

Doce características de los discípulos de Jesús: la primera es cosa de Él; la última, solo nuestra

Una propuesta de Discípulos Misioneros Católicos
Doce características de los discípulos de Jesús: la primera es cosa de Él; la última, solo nuestra
La iniciativa del discipulado siempre es de Dios;
 la respuesta, nuestra. E implica una cruz.

Catholic Missionary Disciples [Discípulos Misioneros  Católicos] 
es una iniciativa de formación de líderes católicos  
para la Nueva Evangelización, en la línea de 
trabajar el discipulado, esto es, la consolidación del
 cristiano como seguidor público de Cristo.

Actúa en Estados Unidos bajo la dirección de Marcel
 LeJeune, un laico casado y padre de cinco hijos con 
amplia experiencia en el ministerio cristiano universitario. 
Graduado en Teología Pastoral, ha trabajado durante años 
en la A&M University y la Tech University de Texas.


Marcel LeJeune es el fundador y director de Catholic Missionary Disciples.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de dos obispos, David Konderla, de Tulsa, y Michael J. Sis, de San Angelo, y trabaja en colaboración con otros proyectos católicos como LifeTeen, Focus on the Family o la Universidad franciscana de Steubenville.

En un reciente post, Catholic Missionary Disciples presenta doce características del discípulo de Jesús.

Las principales señales que distinguen a un discípulo de Jesús son, por supuesto, los sacramentos. Tres marcan de forma indeleble: el bautismo, la confirmación y el orden sacerdotal. Están llamados a transformar enteramente nuestra vida.

Pero, además de los sacramentos, la vida de discipulado tiene otros distintivos que sirven para identificar a los seguidores de Cristo.

El principal de ellos es que el discípulo ha vivido con su Maestro (como un aprendiz) y ha convivido con Él, a sus pies, caminando con Él, y le ha visto vivir sus enseñanzas: Jesús es, ante todo, el Maestro con el que se convive, con quien se aprende, en quien los ojos están fijos para ver cómo hace las cosas.

Y eso se puede plasmar en estos doce puntos señalados por Catholic Missionary Disciples:

1. Los discípulos son llamados. Lucas 5, 1-11 ilustra esto perfectamente. ¡Dios siempre da el primer paso! Jesús se acercó a los pescadores y les invitó. Solo después de esta invitación al discipulado interviene nuestra decisión. Jesús nos ha llamado a cada uno de nosotros. El siguiente paso es…

2. Los discípulos responden conscientemente a la llamada de Jesús. ¡Una vez que somos llamados, un discípulo debe responder positivamente a la llamada! Si Pedro no hubiese abandonado sus redes y seguido a Jesús, no sería un discípulo. ¡No puedes seguir si no haces una opción! ¡El discipulado nunca es heredado ni accidental!

3. El discípulo ama. Ésta es la primera señal de un discípulo. El amor a Dios y el amor a los demás. Jesús dice que los demás sabrán que somos sus discípulos por nuestro amor al prójimo (Jn 13, 35).

4. Los discípulos dan fruto. De hecho, Jesús dice que dar fruto demuestra que eres su discípulo. “La gloria de mi Padre consiste en que deis fruto abundante, y así seréis mis discípulos” (Jn 15, 8).

5. Los discípulos son obedientes. Avanza un poco más en Juan 15 y encontrarás el versículo 14: “Sois mis amigos si hacéis lo que yo ordeno”. Atención: no podemos ser amigos íntimos de Jesús y ser desobedientes. Es imposible.



6. Los discípulos son enseñados. En las Escrituras encontramos constantemente a los discípulos de Jesús aprendiendo de Él. Ellos escuchan y luego aplican sus enseñanzas en su vida (o al menos lo intentan). Tenemos que seguir ese modelo. La vida de un discípulo cristiano es una vida de aprendizaje durante toda la vida.

7. Los discípulos siguen. La palabra “discípulo” significa “seguidor”. Nuestra vida de discipulado comienza siguiendo a Jesús. Debemos hacer lo que Él hizo. Amar como Él amó. Elegir lo que Él eligió. “Jesús recorría las ciudades y los pueblos, predicando y anunciando la Buena Noticia del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce” (Lc 8, 1).

8. Los discípulos tienen su mirada puesta en el Cielo. Nuestra vida actual no es nuestro hogar definitivo. Hemos sido creados para vivir con Dios para siempre una felicidad eterna. Este hogar celestial lo determinan nuestras decisiones en esta vida. El premio del Cielo es un regalo en el que debemos tener puestos los ojos, para que no perdamos la perspectiva eterna de Dios.

9. Los discípulos cargan con cruces. El discipulado no es fácil. Jesús lo dijo así: “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz de cada día y sígame” (Lc 9, 23). Nunca deberíamos olvidar que el sufrimiento es parte del discipulado. No se trata solamente de emociones para sentirse bien ni de pasar buenos ratos.



10. Los discípulos emplean tiempo con Jesús en la oración. Si hacemos lo que Jesús hizo, entonces necesitamos vivir en relación íntima con Dios. “Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos»” (Lc 11, 1).

11. Los discípulos aman y sirven a Dios (y al prójimo). Piensa en las numerosas veces que los discípulos son llamados a servir. Jesús ordena a sus Doce que sirvan a la masa en la multiplicación de los panes y los peces, que sanen a los enfermos, que expulsen los demonios, etc. ¡La vida de un discípulo no va de uno mismo!

12. Los discípulos hacen otros discípulos. Por último, tenemos que hacer lo que Jesús hizo, lo que significa “hacer discípulos”. Fue su último mandato y el único del que no podemos evadir el cumplirlo personalmente.
ReL

lunes, 15 de enero de 2018

¿Y como familia, se han hecho propósitos para este año?

Renueva tu vida familiar en este nuevo año

En este primer mes del año muchos nos planteamos para comenzar de nuevo.
La mayoría de las resoluciones de nuevo año tienen que ver con dietasejercicio o ser más saludables. Algunas personas van más allá y se proponen terminar proyectos inconclusos, atreverse a lograr objetivos que no han podido cumplir o vencer algunos de sus miedos.
¿Qué tal si además de nuestras resoluciones personales en este 2018 nos enfocamos también en proponernos metas nuevas en familia?
Estas resoluciones familiares podemos plantearlas en una reunión familiar en la que todos los miembros estén presentes y puedan opinar y expresar sus gustos, necesidades o metas personales.
De esta manera podremos ayudarnos los unos a los otros, creceremos en la unión familiar y estaremos más al tanto de las necesidades de nuestra familia.
Aquí algunas ideas para las resoluciones familiares de este nuevo año:
  1. Establecer una nueva tradición familiar: puede ser una comida en familia, una noche de juegos, una excursión a la semana, cocinar todos juntos… Las tradiciones familiares ayudan a fortalecer el sentimiento de pertenencia y crean lazos más fuertes entre los miembros de la familia.
    PIXABAY
  2. Pasar tiempo a solas. Tiempo de pareja o tiempo individual con cada uno de los hijos. El tiempo uno a uno es muy importante para el desarrollo de la intimidad, para la fluidez en la comunicación y para el conocimiento mutuo. Es vital sacar tiempo de las rutinas diarias para poder enriquecer nuestras relaciones familiares.
    1. VGStockStudio I Shutterstock
  3. Ayudar en familia: una de las cosas que más puede unir a la familia es poder salir de ella misma para darse a los demás. Podemos plantearnos una visita a algún familiar enfermo, participar en alguna ONG o asociación de ayuda, u organizar un “pote familiar” en el que todos aporten y luego ese dinero se use para ayudar a alguien que lo necesite. Una familia solidaria es una familia que se quiere mucho más.
    Roba amiga - Facebook
  4. Colaborar con las metas personales:si alguno quiere ser más saludable y otro quiere aprender a tocar violín, pues colaboremos todos con esas metas. Cuando tenemos el apoyo de los demás podemos llegar más lejos y la perseverancia se hace más fácil. Conocer las metas personales de cada uno, nos ayudará a conocerle más y a estar más pendiente de sus necesidades: puede ser ayudarle a cocinar las comidas para su dieta, correr juntos para su entrenamiento o ayudarle a estudiar francés. Todas estas resoluciones son mucho más fáciles de lograr si hay alguien a nuestro lado acompañándonos en el camino.
    © P&G - Youtube capture






«La ideología de género avanza y muchos padres no se percatan del riesgo para sus hijos»: un aviso



«La ideología de género avanza y muchos padres no se percatan del riesgo para sus hijos»: un aviso
El arzobispo Braulio Rodríguez es Primado de España, por la sede de Toledo


Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo, ha escrito sobre los peligros de la
ideología de género y de la educación que amenaza con adoctrinar a
 los niños contra los valores de las familias. 

"Muchos padres, creo que sinceramente no se han percatado de 

la situación de riesgo que corren sus hijos de ser educados moralmente
 por otros en lo relativo a uno de los aspectos más importantes de la persona humana: su sexualidad y el modo de educar esta dimensión afectivo-sexual 
de modo adecuado. La ideología de género avanza vertiginosamente.
 Y, aunque quiero pensar que con buena voluntad, sus defensores se
 encaminan hacia un pensamiento único", previene el arzobispo de 
Toledo en su carta semanal con fecha del 14 de enero (aquí
 íntegra en PDF).

La ideología de género "discutible y peligrosa"
"Es rechazable que en la educación afectivo-sexual se tenga en cuenta 

únicamente los criterios de esa ideología y su metodología, bastante
discutible y peligrosa", insiste.

El arzobispo, en vez de "la cuestión de género (gender)", propone conocer en profundidad la antropología cristiana, de base humanista y respetuosa con lo

 que el ser humano es. He aquí la razón de por qué asignaturas inquietantes o anteproyectos de ley para una sociedad libre de violencia de género preocupan y mucho, ya que pueden suponer merma de libertad en los padres y en sus hijos una educación moral y afectivo-sexual sesgada". 

(Este texto se refiere a las leyes autonómicas y propuestas nacionales de leyes de privilegios y multas LGTB, que se venden a la sociedad como "contrarias a la violencia").

La relación hombre-mujer: más disfunciones
"Sin tener en cuenta cómo se están abordando los problemas y la educación afectivo-sexual por los poderes públicos, serán cada vez mayores las disfunciones en la relación hombre-mujer", avisa el arzobispo.

"Seguiremos criando personas inmaduras incapaces de mantener el respeto hacia el otro, de salir de sus propios intereses y, lo que es peor, sometidos a modos de vivir que llegan, como estamos viendo, hasta matar el hombre a la mujer, bien sea esposa, pareja, bien sea antigua esposa, o antigua pareja y viceversa, aunque estos casos sean casi inexistentes. No se arregla todo con superar desigualdades –eso es loable siempre porque somos todos iguales en dignidad- entre hombre y mujer, sino en conseguir una complementariedad que sin duda está inscrita en el ser de cada persona, sea del sexo que sea".

Unas Jornadas para formarse
En esa línea se inscriben unas VI Jornadas de Pastoral sobre educación "sobre todo para los fieles laicos, y en especial para los padres y abuelos, en orden a conocer la verdad sobre los temas antes aludidos", que se celebran del 12 al 14 de enero en el Colegio de Infantes de Toledo, con 3 grandes bloques:

- Educación y Familia;
- Educación y Sociedad;
- Educación y Escuela.

El arzobispo constata, además: "Cada vez hay más preocupación en padres y madres, sensibles a la educación de sus hijos, sobre la libertad que les queda, a la hora de escoger el tipo de educación acorde para ellos, según su criterio".

Conozca en ReL nuestra sección Ideología de Género

sábado, 13 de enero de 2018

7 remedios alternativos respaldados por la ciencia para el resfriado y la gripe

Entre el sinnúmero de “remedios” a nuestra disposición, hemos seleccionado unos que la ciencia demuestra que funcionan de verdad.

Detesto estar enferma. Detesto cuando mis hijos se ponen enfermos, detesto cuando mi marido está enfermo y, desde luego, detesto especialmente cuando yo estoy enferma.
Tan pronto como alguien en mi casa cae enfermo por algo, empiezo a rezar para despabilar mi sistema inmune  y desinfecto los pomos de las puertas como si no hubiera un mañana.
Como madre y antigua maestra, estoy dispuesta a probar lo que sea con tal de asegurar que no me contagie de cualquier virus que circule por ahí y también para acortar la enfermedad de mis hijos, que además son asmáticos. Desde aceites esenciales hasta bayas de saúco, he explorado todos los ámbitos curativos.
Como partidaria de la “medicina natural” pero también firme defensora de la medicina moderna, a menudo he tenido la sensación de estar agarrándome a un clavo ardiendo cuando bebo extraños brebajes y rocío aerosoles aromáticos por mi casa, todo con la esperanza de no pillar un resfriado (o algo peor).
Pero resulta que hay un puñado de remedios alternativos demostrados científicamente que podrían acortar o reducir la gravedad de ese temido resfriado común o que te ayudarán a prevenir o plantar cara al virus desde el principio (ya que no existe cura verdadera).
Y ya que normalmente no hay peligro en probar suplementos que refuercen el sistema inmunológico recurriendo al supermercado local (aunque siempre es mejor pedir consejo a tu médico primero, claro), prueba con estos siete remedios que tienen el respaldo de estudios científicos:

Liubov Burakova/Stocksy United

1. Zinc

Sí, esas pequeñas píldoras llenas de esta vitamina en concreto podrían ayudar a acortar los periodos de constipado, siempre que empieces a tomarlo en las 24 horas siguientes a la aparición de los síntomas del resfriado.
El zinc no reduce necesariamente la gravedad del resfriado, pero un resfriado más corto sigue siendo un gran alivio. En lo referente a ayudar a tus hijos a superar más rápido el catarro, no se han realizado estudios suficientemente concluyentes que demuestren la utilidad del zinc. Con este remedio, mejor ceñirse a su uso en adultos.

Shutterstock

2. Probióticos

Tu tienda local de artículos naturales seguramente tiene todo un refrigerador dedicado a la venta de una multitud de probióticos. ¿Pero merece la pena comprar esas caras pastillas repletas de bacterias “buenas”?
Los estudios dicen que sí, que los probióticos sí contribuyen a mejorar la función inmune y que una dosis regular puede, de hecho, reducir el número de resfriados y la duración de las enfermedades contraídas.
Hay que señalar que en los muchos estudios realizados, los efectos de los probióticos eran positivos, pero marginales, aunque como los probióticos se consideran seguros y sin riesgo, ¡no hay peligro en probarlos!
Hay muchos probióticos seguros disponibles para niños y, en cualquier caso, siempre podéis comer alimentos ricos en probióticos, como yogurt, kombucha y chucrut.

Shutterstock-Sea Wave

3. Miel

Hay un motivo por el que una taza de té calentita con un chorreón de limón y una cucharada de miel suena tan bien cuando estás enfermo: el limón tiene un aporte extra de vitamina C y la miel tiene propiedades antivirales que quizás impidan la actividad viral en los resfriados.
La miel también ha demostrado ser un excelente inhibidor de la tos y una ayuda para dormir durante un constipado, sobre todo para niños que podrían ser demasiado pequeños para pasarse con los medicamentos antitusivos (eso sí, la miel nunca debe darse a bebés menores de un año).
Es segura y sabrosa, así que la próxima vez que alguno de los niños coja un resfriado, ¡avituállate con miel para ayudarles a mejorar!

Shutterstock

4. Irrigación nasal salina

Al igual que la miel, usar una irrigación nasal salina es algo totalmente seguro (solo hay que asegurarse de usar agua destilada en vez de agua corriente).
Es un gran remedio para mujeres embarazadas, niños y otros que quizás no puedan tomar remedios tradicionales contra el catarro.
Aunque usar un lavado nasal no prevenga en realidad el resfriado, ha demostrado que disminuye y alivia los síntomas, además de que recupera antes a las personas y disminuye la ingesta de antibióticos.
Puede que usar te resulte extraño al principio, pero merece la pena soportar la incomodidad inicial para conseguir alivio de esos molestos síntomas, ¡sobre todo cuando te ayuda a mejorar más rápido!

5. Mindfulness


Shutterstock

La mayoría somos conscientes de que tenemos margen para bajar un poco el ritmo y dedicar tiempo a vivir en el momento (o incluso añadir más oración en nuestras vidas). Resulta que dedicar tiempo a cuidar de nuestra alma ¡puede beneficiar de verdad a nuestro cuerpo!
En un estudio de 2012 financiado por el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE.UU., un grupo de adultos se dividió en tres grupos: uno que realizó formación en meditación y mindfulness, otro que realizó un plan de formación en entrenamiento físico y un grupo de control que no realizó nada.
Los del grupo de meditación sufrieron menos resfriados y enfermedades, infecciones más breves y menos graves y faltaron a menos días de trabajo que los demás en el resto de grupos.
El grupo de ejercicio tuvo una ligera ventaja sobre el grupo de control, pero el grupo de meditación experimentó el cambio más significativo. Aunque se trata del primer estudio de esta clase en relación a meditación y resfriados y gripe, definitivamente merece la pena probarlo.

Photographee.eu - Shutterstock

6. Caldo de pollo

En la misma línea del té caliente con miel, el caldo de pollo suele parecer la cena perfecta para alguien que siente venir el resfriado.
Estudios recientes explican por qué: podría contener una serie de sustancias con efectos medicinales beneficiosos.
La sopa podría ayudar con los síntomas de catarro y otras infecciones respiratorias gracias a un ligero efecto antiinflamatorio.
También se ha descubierto que el caldo caliente de la sopa despeja los senos nasales incluso mejor que beber o sorber agua caliente.
Después de todo, parece que mamá tenía razón: un buen caldito es de verdad una de las mejores medicinas cuando caes enfermo.

© Shutterstock

7. Reposo

Una verdad más de las de las madres: descansar de verdad ayuda a recuperarte de un resfriado común. Intentar tirar para adelante con cabezonería y seguir con el trabajo o las actividades diarias no te va a hacer ningún bien. Así que, durante la próxima temporada de resfriados y gripes, prueba con algunos de estos remedios alternativos y date un buen descanso. Acurrúcate en el sofá con un té caliente, tu caldo y un buen libro y date permiso para descansar hasta que te sientas mejor.

Shutterstock

 Ashley Jonkman, aleteia

viernes, 12 de enero de 2018

La curva del diablo le devolvió la vida

Impresionante experiencia de salvamento extremo de un joven durante la tragedia de Pasamayo

Muchos piensan que se lanzó por la ventana. Pero lo cierto es que salió expulsado por la fuerza del impacto hacia el abismo. Se trata de un joven de 24 años que se aferró a la vida segundos antes de que el ómnibus de transporte interprovincial se volcara al abismo en el trágico accidente que enlutó a Perú al inicio del año 2018.
La hazaña temeraria de Máximo Jiménez Vilcayauri se viralizó en las redes sociales. Y es que de los 48 fallecidos solo 6 volvieron a nacer. “Lo que mi hijo vivió fue un milagro”, comentó el padre del ingeniero sanitario Felis Jiménez para la prensa peruana. “El bus pasó encima de Máximo con todos los pasajeros adentro”.
Al borde del abismo. Atrapado en el acantilado. Así quedó Máximo. Tras la volcadura del vehículo de transporte, las primeras informaciones señalaban que una persona había logrado salvarse al arrojarse desde una ventana. Un hecho insólito, pero que realmente sucedió.

¿Por qué es del diablo?

Colgado de una soga, el joven peruano salvó su vida al escalar el empinado acantilado. Un paso en falso pudo haberle costado la vida. Con 22 kilómetros y 52 curvas el serpertín de Pasamayo que une el distrito de Ancón con la provincia de Chancay es también conocido como “la curva del diablo”.
El serpentín del Pasamayo existe desde 1940. Desde entonces ha registrado innumerables accidentes. La intensa neblina que se apodera de este tramo cada cierto periodo, se acentúa entre los meses de abril a diciembre. Por esos meses la carretera se torna resbaladiza.
Sin embargo durante los minutos de peligro el joven de 24 años logró sostenerse con las palabras de aliento de los transeúntes que a esa hora pasaban por el lugar
A través de una resolución Directorial El Ministerio de Transportes y Comunicaciones restringió por seis meses la circulación de buses que brindan el servicio de transporte de personas por todo el tramo del denominado serpertín de Pasamayo.
Esther Núñez Balbín, aleteia


¿Juntos para toda la vida? Aquí una prueba para resolver la incógnita

Los investigadores pueden distinguir si una pareja está destinada al divorcio solamente por la forma en que discuten.

Una cosa que me encanta de la relación de mis padres es que siempre están burlándose el uno del otro. Incluso cuando discuten o hay tensión en el ambiente, siempre están haciéndose pequeñas bromas.
Son familiares, los mismos chistes que se han estado diciendo durante años, pero los hijos nos seguimos riendo porque los reconocemos por lo que son: pequeños momentos de conexión entre nuestros padres, pequeños destellos de su afecto perene mutuo.
De hecho, existe un nombre para este fenómeno y es una de las diversas formas demostradas científicamente para fortalecer una relación.
En la década de 1970, el doctor John Gottman y sus socios investigadores pidieron a unas parejas que resolvieran un conflicto en su relación en 15 minutos mientras ellos observaban.
© Shutterstock
Después de estudiar las grabaciones y de llevar un seguimiento de las parejas nueve años después, fueron capaces de predecir qué parejas seguirían juntas y cuáles se divorciarían, con una precisión de más del 90 por ciento. ¿Cómo?
Sostienen que la diferencia entre las relaciones felices e infelices se reduce a la proporción entre interacciones positivas y negativas, más concretamente, de cinco a uno. Así que, por cada interacción negativa durante un conflicto, un matrimonio feliz tiene cinco (o más) interacciones positivas.
“Cuando [las parejas en un matrimonio feliz] hablan sobre algo importante”, dice el doctor Gottman, “quizás estén discutiendo, pero también ríen y bromean y hay muestras de afecto, porque han establecido conexiones emocionales”.
Esto no surge de forma natural en todas las parejas, obviamente. Sobre todo en matrimonios en los que las personalidades tienden a chocar en vez de complementar, puede ser necesario un auténtico esfuerzo de voluntad para aceptar las burlas bienintencionadas en medio de un debate. Sin embargo, es una de las cosas más importantes que puede hacer una pareja para mantener su conexión emocional.

Ser un equipo

Hay otra manera importante de fortalecer tu relación y también resulta ser algo que a mis padres se les da especialmente bien. Esta requiere menos fuerza de voluntad y más arremangarse a la antigua usanza: compartir las tareas domésticas.
Lo sé, lo sé. Es un rollazo pasar todo el día en el trabajo para luego llegar a casa y tener que trabajar más. Pero así es la vida: vivirla requiere trabajo y vivirla felizmente con la persona amada requiere asegurarse de que es feliz también.
YANLEV | HUTTERSTOCK
Y eso significa compartir el trabajo, incluso los fines de semana, incluso en vacaciones, incluso después de largos días de oficina. Si tu cónyuge está constantemente de pie mientras tú te relajas, te garantizo que no es feliz… y es muy posible que más tarde te comunique esta circunstancia. ¿No sería más relajante a largo plazo colaborar un rato para luego poder relajaros juntos?
Después de todo, una relación se basa realmente en estar juntos. No solamente en vivir juntos, tener hijos juntos y administrar el dinero juntos, sino de ser un equipo.
Una de mis amigas me dijo una vez que ella está en el equipo de su marido y él está en el de ella. Esa imagen se me quedó grabada en la mente, porque es tan profunda como simple. Un estudio reciente ha demostrado que una dinámica de equipo que se apoya es esencial para el éxito de la pareja.
Así que, ¿qué hacen los compañeros de equipo? Trabajan juntos, aprenden juntos, limpian juntos. Se alegran por los triunfos del otro y lamentan las derrotas del otro, y se animan mutuamente a seguir intentándolo, a ser mejores, a esforzarse más.
Pero lo hacen trabajando codo con codo, uno al lado del otro. Un buen compañero no se sienta en casa a ver Netflix mientras todos los demás están trabajando. Un buen compañero sabe que el éxito y la felicidad de todo el equipo dependen de que cada uno se vuelque, que comparta la carga y que colabore.
Así que, si estáis trabajando para fortalecer vuestra relación en el nuevo año, una buena forma de empezar es renovando la forma en que piensas en la relación. No es tanto un tira y afloja entre los dos, ni una serie de compromisos infinitos, aunque sean cosas que pasan.
Pero son cosas que pasan mejor si piensas menos en lo que inviertes o extraes de la relación y más en la salud, la felicidad y el bienestar de tu cónyuge. Después de todo, tu cónyuge está en tu equipo, así que empieza a estar tú también en el suyo.
Calah Alexander, aleteia