viernes, 26 de mayo de 2017

El testimonio de fe de Melania Trump

La Primera Dama hace pública su pertenencia a la Iglesia Católica

Courtesy of Ospedale Pediatrico Bambino Gesu
Carmen Neira, aleteia
Melania Trump parece haber disfrutado mucho con la visita al Vaticano y Roma. No suele estar en un primer plano y normalmente es Ivanka (su hijastra) quien, de alguna manera, ejerce de primera dama.
No obstante, este viaje era especial. Melania se ha convertido en protagonista de este viaje. No sólo por lo adecuado de su vestimenta o por su graciosa anécdota por el Papa Francisco, sino por algo mucho más allá.
En este viaje, Melania Trump hizo público su catolicismo y mostró al mundo sus creencias y pertenencia a la fe católica. Durante estos días pidió al Papa Francisco que le bendijera un rosario, visitó a los niños enfermos en el Hospital pediátrico Niño Jesús en Roma y ofreció flores y rezó frente a una imagen de la Virgen María.
Su portavoz Stephanie Grisham confirmó al DailyMail.com lo que viendo las imágenes era palpable: Melania Trump pertenece a la Iglesia Católica. Aunque al preguntarle por la fecha de su bautizo, la Grisham no quiso dar detalles.
Con este anuncio Melania Trump se convierte en la segunda “Primera Dama” estadounidense católica tras Jackeline Kennedy.
Nunca ha ocultado sus creencias e incluso en un acto electoral rezó sin ningún tipo de rubor y tapujo el PadreNuestro:
 Pero ciertamente es sorprendente que la mujer de un presidente de EE.UU. se identifique como católica…

martes, 23 de mayo de 2017

5 modalidades de chisme, el mal uso de la palabra

Hablar a la ligera de los demás puede causar grandes daños que ni siquiera imaginamos


5 modalidades de chisme, el mal uso de la palabra   Monseñor Charles Pope



 Monseñor Charles Pope, aleteia
Una de las “categorías” de pecado que acostumbramos minimizar con más frecuencia es la de los pecados de la lengua o de la palabra. Sin embargo, tal vez la manera más común de pecar sea precisamente el mal uso de la palabra. Con gran facilidad, casi sin pensar, nos involucramos en chismes, rollos, mentiras, exageraciones, ataques venenosos y observaciones sin caridad.
Con la lengua, podemos esparcir el odio, incitar a los demás al miedo y la malicia, difundir desinformación, fomentar la tentación, desanimar, enseñar el error y arruinar reputaciones. No cabe duda de que podemos causar graves daños por medio del don de la palabra, con el que podríamos, por otro lado, hacer mucho bien.
Y también podemos causar estragos por omisión, ya que, con frecuencia, permanecemos en silencio cuando deberíamos hablar; dejamos de corregir los errores del prójimo cuando deberíamos abordarlos con la debida discreción y gentileza.
En nuestra época, el triunfo del mal está ampliamente amparado por el silencio de los buenos; por nuestro silencio como pueblo cristiano, incluso. Los profetas deben anunciar la Palabra de Dios, pero nosotros, muchas veces, encarnamos lo que dijo Isaías en el capítulo 56, versículo 10: “Sus vigías son ciegos, ninguno sabe nada; todos son perros mudos, no pueden ladrar; ven visiones, se acuestan, amigos de dormir.”
Bien decía Santiago: “Si alguno no cae hablando, es un hombre perfecto” (Stg 3,2). Es verdad que no todo el pecado de palabra es grave o mortal, sin embargo, podemos infringir grandes males con nuestro hablar: por eso, los pecados de la lengua pueden llegar, sí, a ser graves y mortales. Jesús nos advierte: los hombres tendrán que dar cuenta, el día del Juicio, de toda palabra ociosa que hayan dicho (cf. Mt 12,36).
Por ello, vamos a concentrarnos en un aspecto del pecado de la palabra que comúnmente llamamos “chisme”.
En una definición general, ese término puede aplicarse a comentarios triviales sobre la vida ajena, más aún cuando es considerada específicamente como pecado, el chisme consiste en hablar de alguien de manera injusta, mediante la mentira, la divulgación de asuntos personales o privados que no se refieren a nadie, excepto a la propia víctima del chisme
Generalmente, el chisme implica conversaciones inapropiadas y sin caridad sobre personas que no están presentes. Además, el chisme casi siempre añade errores y variaciones en la información que se transmite.
Santo Tomás de Aquino incluye el chisme en su tratado sobre la justicia (II, IIae 72-76) en la Suma Teológica, ya que, a través del chisme, perjudicamos la reputación de los demás. El Catecismo de la Iglesia Católica también incluye los chismes como materia del octavo mandamiento, el de “no darás testimonio falso contra tu prójimo”.
Con base en las diversas formas de injusticia en el hablar, identificadas por santo Tomás de Aquino, podemos mencionar varias modalidades de pecados de la lengua:

1 – La ofensa o injuria

Consiste en deshonrar a una persona, normalmente en su presencia y, con frecuencia, también frente a terceros. La ofensa o injuria es cometida de forma abierta, audible y generalmente motivada por impulsos de rabia y falta de respeto personal. Puede incluir insultos, malas palabras y hasta “malos deseos”.
En el día a día, no siempre nos damos cuenta de que la injuria es una forma de ataque a la reputación de la persona ofendida, pues, al contrario del chisme, que en general es hecho a sus espaldas, la injuria u ofensa es “hecha a la cara” de la persona, que, por lo tanto, tiene oportunidad de defenderse.
Incluso así, la injuria debe ser mencionada cuando citamos los pecados de la lengua porque camina codo a codo con la deshonra, perjudicando la buena fama de la víctima. Su esencia es muy cercana a la del chisme. Injuriar es un pecado que tiene la intención de causar vergüenza o deshonra personal. Hay formas más adultas y cristianas de resolver los malentendidos.

2- La difamación

Consiste en hablar mal del prójimo de manera injusta y a sus espaldas. Es menoscabar el buen nombre de alguien frente a terceros, pero sin que la víctima lo sepa. Este tipo cobarde de chisme impide que la persona de quien se habla pueda defenderse o aclarar lo que está siendo dicho a su respecto. Podemos mencionar dos modalidades de difamación.
a) La calumnia: Consiste en decir mentiras sobre alguien a sus espaldas.
b) La detracción o maledicencia: Consiste en decir verdades sobre alguien a sus espaldas, pero verdades que son perjudiciales para ese alguien y que los demás no tienen necesidad alguna de conocer. Se trata de información que, por más verdadera que sea, tiene el potencial de ofender innecesariamente la reputación o perjudicar el buen nombre de la víctima frente a los demás. Por ejemplo, puede ser verdad que fulano tiene ciertos problemas con alguna adicción, pero es una información que no necesita compartirse con cualquiera. Hay momentos, está claro, en que podría ser importante compartir ciertas verdades con los otros, pero solamente si fuera con personas que, por una causa justa, necesitan conocer esa información. Además, mejor sólo compartir legítimamente la información que es estrictamente necesaria, evitando un informe excesivo, motivado por la curiosidad fútil y mezquina.

3 – La murmuración-sabotaje

Podemos identificar un tipo específico de chisme que se parece mucho a la difamación, pero que tiene matices particularmente graves. Mientras que el difamador habla por la espalda con el objetivo de perjudicar la reputación de la persona ausente, el murmurador-saboteador es un chismoso que, además de hablar a las espaldas, crea problemas concretos en su víctima, llevando a las personas a actuar contra ella. Tal vez pretenda perjudicarla profesionalmente; tal vez su objetivo sea incitar reacciones de ira o incluso de violencia contra la víctima de sus intrigas. El hecho es que el chismoso que practica la murmuración-sabotaje quiere incitar alguna acción contra la persona de quien chismea. Esto va más allá del prejuicio de la reputación: en este caso, el intrigante pretende perjudicar, por ejemplo, las relaciones, la economía, la situación legal de su víctima, etc.

4 – La ridiculización

Consiste en hacer que las personas se rían de alguien, de alguna característica física o de comportamiento, manera de ser, etc. Esto puede parece algo leve, pero muchas veces, es un tipo de rumor que se transforma en burlas o en palabras humillantes y ofensivas, que disminuyen a la persona o la deshonran dentro de la comunidad. En no pocos casos, la ridiculización se transforma en lo que hoy en día se conoce como “bullying”.

5 – La maldición o “malos deseos”

Es el deseo públicamente expresado de que una persona sea víctima de algún mal o sufra algún daño. El “mal deseo” puede o no decirse frente a la propia víctima; pero el hecho es que se trata de un tipo de pecado de la lengua que también provoca la deshonra de la víctima frente a terceros. El objetivo es maldecir a alguien, con frecuencia, es incitar a otros a tener rabia contra esa persona.

La seriedad de esos pecados

La seriedad de esos pecados de la palabra o de la lengua depende de una serie de factores, entre los cuales el alcance del daño cometido contra la reputación de la víctima, las circunstancias de lugar, tiempo y lenguaje usado y cuántas y cuáles personas oyeron los comentarios venenosos.
Uno de los tesoros valiosos de cualquier persona es su reputación, ya que en él reposa su posibilidad de relacionarse con otros y de involucrarse en casi todas las formas de interacción humana. Es muy serio, por lo tanto, perjudicar la reputación de alguien.

¿Cuándo es necesario hablar algo sobre alguien?

Es verdad que, a veces, necesitamos tener conversaciones sobre personas que no están presentes. Tal vez estemos en busca de consejos para lidiar con una situación delicada; tal vez necesitemos algún incentivo para lidiar con una persona difícil o tengamos que hacer una verificación legítima de hechos. Tal vez, especialmente en contextos profesionales, seamos invitados a evaluar a algunos colegas, funcionarios o situaciones.
En casos como esos, tenemos que limitar el objetivo de nuestras conversaciones a lo estrictamente necesario, abordando solamente las personas y hechos que de verdad necesitan ser abordados.
Al buscar consejo o incentivo, debemos hablar solamente con personas que sean de confianza y que puedan razonablemente ser de ayuda. Siempre que sea posible, debemos omitir detalles innecesarios, entre los cuales el nombre de la persona de quien estamos hablando. La discreción es la palabra clave también en las conversaciones necesarias sobre el prójimo.
Por otro lado, es importante saber que el sigilo extremo puede ser inútil y hasta perjudicial. Hay momentos en que las situaciones flagrantes necesitan abordarse de manera directa y bien clara. En este tipo de casos, tenemos que seguir las normas establecidas por Jesús en el Evangelio de Mateo:
“Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano. Si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que todo asunto quede zanjado por la palabra de dos o tres testigos. Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como el gentil y el publicano” (Mt 18, 15-17).
En otras palabras, la discreción debe abrir espacio también a la trasparencia en determinadas circunstancias, como en las que una comunidad necesita tratar ciertas cuestiones de forma pública y clara.

El Salmo 141, 3 eleva a Dios esta plegaria:
“Pon, Yahveh, en mi boca un centinela, un vigía a la puerta de mis labios”.
Nosotros también podemos hacer oraciones como esta:
“¡Ayúdame, Señor! Mantén tu brazo sobre mi hombro y tu mano sobre mi boca. Pon tu palabra en mi corazón, de modo que, cuando hable, seas Tú, en realidad, quien habla por medio de mí. Amén”


viernes, 19 de mayo de 2017

Obispos de Perú celebran en Roma y tienen un encuentro con la comunidad peruana

Durante la visita Ad Limina, una eucaristía con cantos en español, quechua y latín, en la basílica pontificia de San Pablo extra muros
Obispos de Perú celebran en Roma y tienen un encuentro con la comunidad peruana


Sergio Mora, zenit
Una misa de Los 50 obispos de Perú presentes en Roma, celebraron este viernes en la basílica pontificia de San Pablo, en la que participaron los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas, presentes en esta ciudad, diversos diplomáticos, así como personas de la comunidad peruana residentes en la Ciudad eterna.
Los obispos se encuentran en Roma en visita Ad Limina, para reiterar su fidelidad  a los apóstoles Pedro y Pablo, y al sucesor de Pedro, el papa Francisco.
La embajadora Elvira Velázquez en el pisco de honor en el claustro de la basílica (Foto ZENIT cc)
La misa fue presidida por Mons. Barreto, arzobispo de Huancayo y concelebrada por todos los obispos y sacerdotes peruanos allí presentes. El Coro Latinoamericano dirigido por el profesor Ecuardo Notrica cantó en quechua el Hanam Pacha (el mundo de arriba) algunos cantos en latín  y al final en español el himno mariano Nuestra señora de América.
Días atrás el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Salvador Piñeiro señaló que la Embajadora de Perú ante la Santa Sede, María Elvira Velásquez, “organizó con mucho cariño este encuentro”.
Hoy conversando con ZENIT, la embajadora indicó que “los obispos durante la visita Ad Limina, celebran cuatro misas, en cada una de las basílicas pontificias: San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo y Santa María la Mayor”.
“Conversando con ellos nos pareció que era una ocasión bonita para encontrarse con toda la comunidad peruana, y con los religiosos y religiosas que están aquí estudiando o trabajando en sus instituciones o prestando alguna función en sus órdenes” indico la diplomática. Y añadió que “hemos tratado de tener un espacio de encuentro de la comunidad con sus obispos, pudiendo reconocer a los de su ciudad o de sus pueblos”.
“Nos da mucha ilusión acompañarlos en este momento tan significativo de su visita Ad Límina y así hacerles llegar nuestro afecto y también nuestra oración y compromiso con la labor que ellos realizan. Y agradecerles por su labor de pastores que acompañan en nuestro país el proceso de desarrollo especialmente en la vida cotidiana de los ciudadanos”.
El evento concluyó con un pisco de honor en el hermoso claustro de la basílica, un momento en el que se confraternizó con los obispos del país.

jueves, 18 de mayo de 2017

Los obispos imploran a la Virgen de Fátima por la paz en Venezuela

Los obispos venezolanos están reunidos de manera extraordinaria por estos días y refuerzan su llamado a la oración


Ramón Antonio Pérez/Aleteia Venezuela
“¡Que distinto sería el mundo, que distinta sería Venezuela si nosotros acogiéramos a María verdaderamente en nuestros corazones, si hiciéramos lo que Cristo nos dice, como indicó Nuestra Señora a los mesoneros en Canácomo nos propone Nuestra Señora de Fátima! Si viviéramos en la honestidad, si no fuéramos violentos ni codiciosos, si no nos dejáramos llevar por el demonio y sus tentaciones”.
Así lo expresó el cardenal Jorge Urosa Savino, con motivo de los 100 años de la aparición de la Virgen María en Portugal (Cova de Iría), recordando que la Madre de Dios en un mensaje dirigido a la humanidad a través de “los tres pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco”, llamó “a la conversión, a seguir a Jesús, para tener en nuestras almas la luz de la vida”.
El centenario de la Virgen de Fátima no sólo se celebró en Caracas sino en varias ciudades donde los obispos expresaron sus deseos de que el mundo y Venezuela, se acogieran al llamado de la Virgen. “Las apariciones de María en Fátima son manifestación de su amor maternal, de su misericordia para con la humanidad golpeada por el pecado”, dijo Urosa en la Misión portuguesa de Caracas.
“Ojalá, mis queridos hermanos, que este centenario de Fátima sea para todos nosotros (…) una ocasión de fortalecimiento de nuestra fe, de nuestro amor a Dios, de nuestro amor a la Iglesia, de nuestra acogida a María en nuestros corazones”, añadió el Purpurado caraqueño.

Obispos reunidos de manera extraordinaria

A pocas horas del Centenario de las apariciones de Fátima, se produce un encuentro extraordinario de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), convocado ante “la difícil situación del país y los diversos contextos”, según reveló en su página web. De hecho, la última asamblea extraordinaria “se realizó en al año 2011 cuando en Venezuela se aprestaba a celebrar un proceso electoral”. Esta asamblea se cumplirá hasta el 18 de mayo.
Durante su instalación este martes 16 de mayo, monseñor Diego Padrón Sánchez, presidente de la CEV, adelantó que los recientes acontecimientos “nos exigen un análisis profundo, una interpretación de conjunto y, aún más, un discernimiento en el Espíritu”. Consideró que tales reflexiones deben conducirlos “a dar nuestro específico aporte, desde la fe, desde la experiencia de vida compartida con el pueblo” y “la interpretación pastoral de la realidad”.
“Serena, pero firmemente, declaramos que, por ser ciudadanos venezolanos, individual y corporativamente tenemos el derecho y el deber cívico y moral de intervenir en todos los asuntos concernientes a la nación, sin otras limitaciones que las señaladas por la ética y las leyes”, argumentó el presidente del Episcopado.
Somos responsablemente imparciales, pero de ninguna manera neutrales”, dijo de manera enfática Padrón, sosteniendo que en la CEV “nos confesamos irrestrictamente comprometidos con la promoción y la defensa los valores de la dignidad humana y del bien común de todas las personas y de toda persona”.

Maduro insiste en reunirse con la CEV

Las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro llevan casi dos meses, con un saldo de más de cincuenta personas fallecidas y más de dos mil personas detenidas. La evidente violación de los derechos humanos ha resquebrajando la credibilidad del Gobierno, siendo considerado dentro y fuera del país como “una simple dictadura”.
Para reforzarse en sus actuaciones, Maduro propuso una “Constituyente Comunal” pero esta se debilita en la medida que se mantienen las protestas opositoras y aumenta la represión. Sin embargo, el Gobierno no cesa de invitar a la CEV para que escuche sus planteamientos. La CEV no ha dicho sí, tampoco ha rechazado recibirlos. Dada la insistencia y la situación del país, una reunión no es del todo descartable.

Jornada de Oración por la Paz de Venezuela

Entretanto, el arzobispado de Caracas ha ratificado el llamado hecho por la misma CEV para que los días 20 y 21 de mayo se realicen en todas las iglesias, una jornada de oración por la paz de Venezuela.
“Confiada e insistentemente pedimos al Señor el cese de la violencia, el respeto de los derechos humanos y los valores democráticos, la reconciliación y la paz y nos permita a los venezolanos resolver de manera pacífica los problemas que hoy nos aquejan”, dice el comunicado firmado por el cardenal Urosa y sus obispos auxiliares.
“Esta jornada es una ocasión propicia para que, como discípulos de Jesucristo en Caracas, renovemos nuestra confianza en Dios con espíritu de fe y a la luz de su Palabra, y tomemos conciencia de que, al expresar y defender nuestras convicciones, no debemos caer en el odio y la violencia, que hemos de rechazar siempre, venga de donde venga”, sostienen.
Virgen Peregrina. En estos llamados cobra importancia el compromiso que emana del mensaje de la Virgen de Fátima, cuya imagen peregrina, proveniente de su Santuario en Portugal, llegó a Venezuela el 21 de abril pasado, y recorrerá al menos 17 ciudades cruzando por 17 estados, hasta el próximo 31 de octubre.

lunes, 15 de mayo de 2017

Pensamiento del día






Sólo con el corazón se puede ver de verdad; Lo esencial es invisible a los ojos.

Antoine de Saint-Exupéry

viernes, 12 de mayo de 2017

La “Ballena Azul” encalló en A. Latina y dispara todas las alarmas

Las autoridades policiales de varios países están emitiendo advertencias a los padres acerca de este juego suicida


La “Ballena Azul” encalló en A. Latina y dispara todas las alarmas


Pablo Cesio, aleteia
Similar a un juego de “rol”, esta propuesta virtual –enfocada principalmente a adolescentes entre 12 y 14 años- propone una serie de retos durante 50 días. Se trata de una verdadera escalada siniestra que va desde el simple dibujo de una ballena azul, pasando por otras etapas que implican mirar durante 24 horas película de terror, tatuarse una ballena en un brazo con una lámina cortante, hasta el peor de los desenlaces: el suicidio.
Para empezar a “jugar” se requiere ingresar a un círculo cerrado (no público) a través de las redes sociales con el permiso de los administradores, que aún permanecen en el anonimato.
“Juega a la ballena azul”, “únete a nosotros”, “¿estás estresado?” Pueden ser algunos de los mensajes utilizados para enganchar al público objetivo, que de momento ha sido identificado como adolescentes principalmente entre 12 y 14 años y que están atravesando alguna situación de vulnerabilidad o depresión.
El fenómeno, que toma como estandarte a uno de los animales marinos más majestuosos del planeta,  no es reciente y su origen desde un principio estuvo vinculado hace unos años a Rusia (más de 100 casos de suicidio), país desde donde se expandió a otros países de Europa.
Sin embargo, en los últimos meses, la “ballena azul” encalló con fuerza en América Latina y en varios países como México, Brasil y Colombia el juego ya se ha cobrado algunas víctimas y ha generado conmoción.
Debido a esto, el hecho en el continente se han disparado todas las alarmas por lo macabro y peligroso que esconde esta propuesta virtual.
Por ejemplo, en uno de los países de la región donde ha generado mayor repercusión en los últimos días ha sido Colombia, donde la policía investigan tres casos de suicidios por la aparente influencia de este juego.
Otro de los países donde desde hace tiempo hay investigaciones de hechos de suicidios desde hace tiempo es Brasil. Los primeros casos se dieron al noreste, en la localidad de Paraíba, donde dos jóvenes murieron por la aparente práctica de una de las pruebas, indica la prensa. Al poco tiempo, en Mato Grosso, una chica de 16 años murió ahogada y su cuerpo tenía cortes en los brazos, indica la agencia G1.
A partir de ahí continuaron los casos y las denuncias. Incluso la de una madre que llegó a demostrar que su hija estaba involucrada en el juego tras lo cual se confirmó que ya estaba en la prueba 48.
En otros países como México el fenómeno también empezó a cobrar fuerza desde hace tiempo. De momento todo parece indicar que la expansión continúa y representa una clara advertencia sobre la contracara que puede llegar a tener internet si se junta el descontrol con la vulnerabilidad.

¿Qué están haciendo las autoridades?

A nivel policial varios países de la región están emitiendo comunicados y elevando advertencias para que los padres puedan tener mayor control sobre el comportamiento de sus hijos.
En el caso de Colombia, en las últimas horas trascendió que un trabajo en conjunto entre la Dirección de Inteligencia Criminal e Interpol de la Policía Nacional logró identificar a siete administradores o curadores de este juego suicida (alojados en México en base a esta investigación), indica el portal CMI. Al tiempo, que los investigadores siguen trabajando para responder si efectivamente los tres casos de suicidios que conmocionaron al país están asociados a este juego.
En Chile, recientemente la Policía de Investigaciones confirmó que ha recibido muchos llamados de tutores y colegios pidiendo información sobre el fenómeno, reproduce La Tercera.
En Uruguay, el Ministerio del Interior también estaba emitiendo recomendaciones a los padres.
En tanto, otro de los grandes desafíos que deja “picando” esta situación tiene que ver con el papel de los padres y los colegios. Por un lado, la necesidad de acompañar a los hijos durante una etapa compleja como lo es la adolescencia y tener control sobre sus vínculos y contactos a través de las redes sociales.
Por otro, la gran tarea por delante a nivel de educación, lugar donde se deben también tomar las acciones necesarias para explicarle a los jóvenes los peligros y consecuencias detrás de este tipo de propuestas negativas a través de internet.
De momento, mientras esta “ballena azul” permanezca varada en el continente, es necesario no perder más tiempo y tomarse con seriedad el asunto por el bien de los adolescentes.  

jueves, 11 de mayo de 2017

Fátima, altar del mundo


100 años de las apariciones en Fátima

Este reportaje de Mater Mundi TV, Fátima, altar del mundo, nos aproxima a la historia de las apariciones, que el sábado cumplen su primer centenario, y a la forma en la que las viven algunos de los millones de peregrinos que visitan el lugar cada año.