sábado, 25 de febrero de 2017

Hizo una novena - recuperó su familia


Hace un tiempo me encontré con un hermano taxista medio deprimido. Él y su esposa estaban hablando de que sería mejor divorciarse, y eso que convivían años y años. Se le aconsejó que no pierda la esperanza. Que los católicos hacemos una novena cuando queremos pedir una cosa importante. Se llevó  una estampita de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, abogada de las causas difíciles y desesperadas,





La estampita lleva en el dorso la siguiente oración:

Acuérdate Nuestra Señora del Sagrado Corazón,
de las maravillas que Dios hizo en ti.
Te escogió como Madre de su Hijo
a quien seguiste hasta la cruz.
Te glorificó con Él, escuchando con agrado
tus plegarias por todos los hombres.
Llenos confianza en el amor del Señor
y en tu intercesión, venimos contigo
a las fuentes de su corazón 
de donde brotan para la vida del mundo,
la esperanza y el perdón,
la fidelidad y la salvación.
Nuestra Señora del Sagrado Corazón:
Tú conoces nuestras necesidades,
habla al Señor por nosotros y por todos
los hombres.
Ayúdanos a vivir en su amor,
para eso, alcánzanos las gracias
que le pedimos
y las que necesitamos.
Tu petición de Madre es poderosa:
Que Dios responda a nuestra esperanza.Amén

Al encontrarnos nuevamente me dijo con alegría: "¡He recuperado mi familia!". Había hecho la novena rezando a nuestra Señora del Sagrado Corazón y el séptimo o noveno día, no se acuerda exactamente, su esposa le dijo: "¡No nos divorciemos! Yo te amo".


Recemos por ellos para que sea un matrimonio santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario